Tuesday, April 07, 2009

Malditos humanistas



El otro día andaba de lo más tranquilo regodeándome en mis ínfulas de intelectual antiestablishment de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, tomando clases de marxismo transcolonialista aplicado al budismo y de hiperteoría de la postpoesía húngara, cuando de pronto, debido principalmente a que las abstracciones que intentaba llevar a cabo en mi cerebro eran tan gigatrónicas (buscaba refutar a Sócrates desde Heidegger aplicando fórmulas de teoría de cubos mientras jugaba tetris en mi celular), olvidé en un descuido mi chamarra en el salón de clases.

Así es. Mi chamarra. No un fajo de euros, ni un lingote de oro, ni un rólex de platino con Malverde con incrustaciones de diamante en los ojos de fondo.

Cuando más tarde en la oficina me di cuenta de lo ocurrido, por supuesto que no me preocupé en lo absoluto. Al contrario, traté de aminorar mis sospechas pensando:
“Decomposer, ¿cómo te atreves a pensar que no va a aparecer tu chamarra? ¡Usa la maldita lógica! Si en un país del oeste de Europa, las personas comunes y corrientes con educación de corte nada humanista devuelven los objetos encontrados a la sección de artículos perdidos de los aeropuertos, escuelas, estadios, etc. ¿Cómo se te ocurre que alguien con educación humanista en la Máxima Casa de Estudios de tu país no va a comportarse al menos con el decoro y civismo de un europeo de tercera?"


Ja. Resulta que al día siguiente fui a preguntar a todos los limpiadores, cuidadores, a la gente del departamento de servicios generales, etc., y nadie tenía noticia de nada. Coloqué también hermosos carteles por toda la facultad, que no tardaron en ser arrancados por aquel individuo quien asumo robó mi chamarra (pues sólo arrancó mi cartel, mientras que los que estaban junto a éste, a pesar de ser muy viejos, permanecieron intactos).
La siguiente semana me quedé esperando que alguno de mis compañeros de clase me devolviera mi chamarra encontrada, pero no ocurrió. Ni en mi clase ni en la siguiente que se llevó a cabo en ese mismo salón.

Lo peor del asunto, lo que realmente resulta patético, es que los burócratas de servicios generales me dijeran lo poco común que resultaba que la comunidad escolar devolviera los artículos que se encuentran. Que en muchos casos, cuando se pierden las cosas, me comentaron que “son los mismos compañeros los que los toman“. Por supuesto, esto no me pareció digno de una Facultad de filosofía y sí de un reclusorio, y sentí que este hecho sintomatizaba bastante bien algunos de los problemas actuales que acechan el pensamiento humanista (sobre todo la desvinculación del pensamiento humanista y académico del accionar ético y político). Así que me fue imposible no escribir una pequeña carta dirigida al pequeño asno que pensó que robarse mi chamarra era buena idea. Pensándolao bien, la hago extensa a todos los humanistas que se han chingado un celular o cualquier objeto de un alumno de la Facultad de Filosofía y Letras:



Te robaste mi chamarra. Coloqué anuncios, fui a servicio generales, hice todo el rollo. En cambio tú no hiciste ningún intento por devolverla a los encargados escolares, ni tampoco por comunicarte conmigo (por el contrario, los afiches amanecieron arrancados). Así que te escribo una carta de agradecimiento por ello, la cual hago extensa a todos los que se han clavado un libro, un celular, o una prenda en esta Facultad sin pensar en el daño que le ocasionan a la comunidad universitaria.

Estimado(a) ladrón(a) de chamarras:

Gracias por confirmar por medio de tu estúpido y cretino acto (robarte mi chamarra) que la crisis de pensamiento de la que hablan la mayoría de los filósofos actuales tiene algo de cierta. Gracias por darle un poco de razón a todos esos escritores comemierdas de derecha que acusan nuestras carreras de ser inútiles. Gracias por mostrarme que alguien puede pasar cuatro años en la dizque Máxima casa de estudios cultivándose con el dizque aprendizaje de las humanidades sin que ello se refleje en una conciencia o una moral un poco más sofisticada que la del gandalla promedio. Gracias por confirmarme que las universidades no necesariamente forman seres humanos decentes y mínimamente honestos, y que todas esas personas que pens(ábamos)amos que los libros y la cultura son buenas formas de combatir la ignorancia de un pueblo est(ábamos)amos de cierto modo equivocados: ahí estás tú, ejemplo de una persona educada que se comporta como si su conocimiento no sirviera para otra cosa que elucubrar temas de trabajos académicos chaquetos llenos de verborreo.
Gracias por enseñarme que alguien que se dedica al estudio de la ética puede comportarse de una manera no ética. Gracias por revelarme que incluso aquí, en lo que se supone es el edificio donde se congrega la supuesta punta de lanza intelectual de una nación de 110 millones, donde diario nos meten por la garganta la idea de que es un honor estudiar, y donde nos jactamos entre todos de ser bien Críticos y Chingones y superiores a la Mundanidad de esa letrina intelectual que llamamos patria, de pronto nos podrían vendir bien algunos afiches de moralismo chatarra de la Fundación Televisa o del Consejo Coordinador Empresarial, recordándonos que robarle al prójimo es
bien mala onda.
Porque me cae de madres, amigo(a) ladrón de chamarras, que no te robaste mi chamarra ni por necesidad, ni por frío, ni por otra cosa que no fuera el hecho de que te pareció fácil recoger algo que no te pertenecía y guardártelo. Lo hiciste porque pensaste que te podías salir con la suya, y por lo tanto mostraste que no te importa pasarte por el arco de tus sudores más malolientes los valores filosóficos y sociales que tanto supuestamente estudias si ello te redituaría en una ganancia (la vieja escuela llama eso ser un intelectual orgánico). Gracias por tirar las lecciones socráticas y kantianas a la basura y de paso mostrarme que no debo esperar más de ciertos colegas de lo que podría esperar de una jauría de perros famélicos frente a un trozo de carne. Gracias por enrarecer el ambiente y fomentar una desconfianza hacia el prójimo que no debería de existir en un espacio como el nuestro. Gracias por mostrarme que en la Facultad donde hace unos años se concentraba el pensamiento político, el idealismo, y la voluntad de crear un país y continente más justos e igualitarios, hoy en día la crisis de valores es tal que la gente no es capáz de devolverle una pinchurrienta chamarra a su dueño. Gracias por demostrarme que se puede estudiar una carrera humanística sin interiorizar valores humanistas, que es válido sarandear los valores de los pensadores como si fueran un saco de frijoles en una central de abastos. Gracias por demostrar que la despolitización y la estupidez están al alza, y que incluso han logrado extender sus mugrosos tentáculos a nuestros salones.

¿Cómo la ves? Pues te quedaste con la chamarra, así que asumo que tú crees que te saliste con la tuya. Pero mira el precio: la UNAM y la sociedad invirtieron miles de pesos en darte una educación que supuestamente te convertiría en un humanista y tú a la primera resultaste ser poco más que una baba, que una sabandija que no ha aprendido un carajo.
Debería caérsete la cara de verguenza, bobo(a).



23 comments:

Anonymous said...

Yo tome tu chamarra mas no la robe, ya que tu la olvidaste, de tal forma,no tienes el minimo derecho de decirme ladron, aun asi, no devolvertela por el hecho de no saber quien eres, no me hace excremento social.

El hehco de reflejar tu enojo, en la esfera pequeño burguesa en la que vives, da cuenta de tu bajo perfil cultural.

No somos europeos, ni mucho menos, nosotros tenemos una cultura totalmente distinta.

Si esta cultura en la que desahogarse cobardemente pensando en dañar al agresor, es sin duda la nuestra.

Concluyendo que si se te extravio tu chamarra, es solo tu culpa, el no devolverla es sin duda cultura mexicana, pero lo es aun mas hacer un berrinche culpando a todo el mundo.

Bueno, esto es poniendome en zapatos del ofensor, ni te conosco jaja, pero igual que tu conosco mi cultura, y aun mas la U.N.A.M.

Anonymous said...

Por cierto esta chido tu blog we.

El de-compuesto said...

anómino: Como estoy de buenas, me tomaré la molestia de hacerte pedazos en los comentarios.

Punto 1. El hecho de que se te olvide algo no significa que esa cosa deje de pertenecerte legalmente. Tu argumento es una estupidez, y carece de sustento legal o moral. Si acaso, lo respalda la costumbre de una nación infame y tercermundista. El robo no es sólo con pistola.

Punto 2. Bajoperfilculturalesferapequeñoburguesa??? Guat? A la próxima, tómate la molestia de utilizar el diccionario. Tu cantinfleo no impresiona a nadie por acá.

Punto 3. No, no somos europeos. Pero la cultura latinoamericana a mi juicio es también occidental. Lo sabrás el día que vayas a Oriente o a África. ¿Totalmente distina? Tenemos un sistema político, legal y educativo inspirado en el de Europa. Cagamos en excusados de porcelana, los que creen en dios, creen en uno concebido en el cercano oriente, e incluso los ateos son ateos en tanto un alemás judío lo fue. ¿Me vas a decir en qué carajos somos totalmente distintos? ¿En el hecho de que tenemos unas pirámides derruyéndose en algunos parajes de la provincia?

pfffft.

تازی said...

De-composer, esas son las consecuencias de ser una persona famosa, y de escribir en un blog que trata temas de una manera tan particular y atractiva (burda), así como excelsa, consciente y divertida... con una (gran) pizca de amargo resentimiento a ciertos sectores de la suociedad. No se queje.

Así que, ¿quién no querría hacerse de tus pertenencias?, la verdad es que el que tomo tu chamarra se la llevó a su casa para olerla cada vez que no te ve, y así no extrañarte. El... TE AMA.

Yo no lo haría. Pero ahí tienes una hipótesis mas turbada.

Anonymous said...

y que tal que tienes amnesia y la olvidaste en el metro?

Snatcher said...

wey, obvio los carteles así no funcionan, ¿que clase de razonamiento es ese de apelar a la moral de las personas??? lo que debiste haber hecho es decir que le iba a dar MAL KARMA si no regresaba tu chamarra, todos temen al mal karma. ¿y que si estaba chida tu chamarra? seguro era una garra ahí que el conserje confundió con un trapo sucio y la agarro para tallar los excusados.

Anonymous said...

Fue alguien de pedagogía

el plan B said...

"Todo vuelve"

el que escribe said...

Estaba a punto de contarte lo mucho que me identifiqué con tu post, hace poco fui víctima de un fraude y quedé muy decepcionado del cinismo de la gente, pensé mucho en la crisis de pensamiento, en la decadencia en la que vivimos, en lo triste que es vivir situaciones así. Y que voy abriendo esta sección y que me encuentro con el comentario anónimo del pinche ladrón, y que me emputo.
Iba a contestar pero tú mismo lo hiciste, muy bien.
Después me reí mucho con lo de que alguin de pedgogía se robó tu chamarra.

Y en este unto, no me queda más que felicitarte por estos escritos. Muy, muy buenos.

Maedly Atardecer said...

Definitivamente y tristemente, estudiar en C.U. no significa ni es garantía de que la gente sea un ejemplo de moral y buenas costumbres. Welcome to the jungle!!

Tankostro said...

¿Y si fue un profesor?

ZAS EN TODA LA BOCA!!!

Estaria mas de la chingada el asunto.

Armando said...

Qué quieres que te diga, mano, México es un país en el que los estudiantes... no estudian, realizan trabajos un dia antes y se roban chamarras marca MONSTER.
Tienes razon el tank, rajale todo el hocico.

Anonymous said...

Malditos humanistas...
Malditos musulmanes...
Malditos cristianos...
Malditos budistas...
Malditos masones...
Malditos altruistas...
Malditos patriotas...


hablan mucho por hablar y a la hora de actuar simplemente la cagan...


pero siempre hay quienes apesar de toda la incongruencia tratamos de ser conruentes aunque nadie lo note.

Lapancito said...

Ay descompuesto pues ya vez por andar pendejeando en la pseudo casa de estudios, alias reclusorio sur 2, pues que esperabas, va puro gatucho de 9na, mínimo estudia en... olvidalo, las privadas no tienen pachequeria y garabatos, digo, filosofía y letras, pero bueno como te explico que los ciudadanos de segunda, subversivos, fumados y clase medieros inconformes as you que prefieren sacarse las 3 neuronas que le quedan frente a la PC y darle al mundillo pseudo intelectualoide de la web algo de su mierda pacheca que ser miembros productivos de la sociedad... pero que digo! sorry se me olvidaba que solo el 4.2% de los mexicanos hacemos eso el resto se hunde en el estiércol tercermundista de la falta de oportunidades, educción de porquería como en la unam y su mundillo de segundas opciones, que cabeza la mía, que solo lee este pseudo boletín para saber que le aqueja a la perrada. Y por cierto lo de retrasado mental te viene a bien el mote, pues en eso de tu vs la cocina mexica, como te digo... estas en el hoyo, no tienes los de hombrecito para mostrar tu jetilla inconforme y literal, hablas cual retrasado mental... Abientot BITCH!

El de-compuesto said...

Lapancito: Jajaja, gatetes. Come caca, tarado materialista. Por el simple hecho de que pagas impuestos crees que estás en una categoría superior al resto de los mortales. Te las das de muy culto, pero ni acentúas bien. Pero qué se puede esperar de un cabrón que cree que la tradición filosofica es una “pachequez“ y la literatura universal es una serie de “garabatos“. Seguro en tus libreros nada más hay tres best-sellers y unos manuales comemierdas de Mcgraw Hill para cómo ser un empresario comemierda.

Además, hablas de falta de oportunidades como si la gente que las tiene las tuviera por sus propios méritos. Deberías aprender un poco de teoría de la dependencia a ver si te cae el veinte de lo que es el colonialismo y el privilegio de clase y de una vez te das cuenta de que en la mayoría de los casos no es el “talento“ lo que lleva a las personas a destacar en las sociedades como las nuestras.

Pinche esnob de segunda, vienes aquí intentando apantallar lanzando epítetos pendejos que simplemente reflejan que te crees mucho por poca cosa (tu trabajo y tu educación privada en una carrera genérica, el respaldo de clase supuestamente alta de tu familia).

Пажол начуй

Anonymous said...

PWN3D!!





-atte electro raver

Batman said...

A mi me gustó tu post a excepción de la parte donde dice: Debería caérsete la cara de verguenza, bobo(a).

Que es un insulto acá bien ñoño. n_n

el plan B said...

Alguien se quedó una chamarra que se te olvidó (no te la robaron), pero voluntariamente estás perdiendo muchas cosas aquí: tu ingenio, tu esfuerzo, tu tiempo... te desgastas contestando pendejadas acerca de pendejadas que escribimos otros. Mejor escribe un buen post ¿ok? Ya sé que no te he de caer bien, pero me vale madre, sólo quiero tener algo divertido e inteligente que leer.

Lapancito said...

Zdravstvui yebat-kopat zhopolisz:

Pochemu net Perevedi eto na ispanski? net russki napishi mnye.

Aunque no creo que sepas ni coño de como traducir a ruso sin el uso del alfabeto cirílico, ja! es que babelfish solo traduce con ciril... pobre naco, primero aprende un idioma, escribe con el alfabeto latino tradicional, sino el resto del foro no podría leer tus estupideces... oh cierto, ellos tampoco saben ruso, lastima!
Do svidaniya srany sukin syn!!! Ciao BITCH!!

el reptil said...

Sabes?, la experiencia que cuentas me recordó a algo que me sucedió hace unos años cuando estaba en la secundaria. Un día yo había dejado mi libro en una silla y bajé al primer piso(el salón el que yo estaba se situaba en el tercer piso). Resulta que cuando regreso mi libro ya no estaba y todos de cinicos cuando les preguntaba que le había sucedido a mi libro solo decían "yo no vi nada".

Debido a esa mala experiencia, siempre guardo mis libros, lapices, gomas de borrar, etc. en mi mochila, cierro mi mochila muy bien y trato de no alejarme mucho de ella.

saludos.

ix said...

Ahora sí no leeré los comentarios.

Querido decomposer,

Estoy de acuerdo con algunas cosas que dices y con otras no. La que esto escribe planea apenas su primer atraco al Fondo, aunque es honorable cómplice de golpes menos grandiosos como son los robos de boings en tiendas de autoservicio.

Lamentamos no compartir con usted sus preocupaciones con respecto a la discriminación al arte pictórico corporal que se lleva a cabo por parte de nuestras autoridades. Como en nuestra asociación (que consta únicamente de dos miembros) no tenemos demasiados tatuajes ni la más mínima sospecha de un falo, los policías no suelen perseguirnos más que con la mirada.

A pesar de tal incomprensión, creemos que la alusión a la crisis de las ideologías es excesiva además de difamatoria de cierta loable filosofía. No obstante no levantaremos ninguna queja.

El motivo de esta misiva es preguntarle, de la manera más respetuosa, 1. Cómo demonios llegó usted a la conclusión de que aquellos de los que usted habla son realmente estudiantes de humanidades, de ética, de Sócrates, de Kant, etcétera. 2. Cómo demonios concluye que estudiarlos implica cierto comportamiento ético con respecto a las chamarras.

¿Costaba mucho su chamarra, Decomposer? Porque si es así no le perdonaré a usted, que se declara estudiante de estudios latinoamericanos, que ignore que no sólo de pan vive el hombre.

Saludos

Atte.
Ix editor a nombre de la asociación de robadoras de boings y galletas.

Ursula said...

Para la ruin rata de chamarras..... Que pobre eres, pobre social, haces pobre a la uni, a tus maestros, tragate la miserable pelusa de la bolsa de tus cochinos pantalones de segunda!

F said...

Jaja, ese buey que se llevó tu chamarra tiene madera de político, va a llegar lejos.