Friday, September 18, 2009

Juanito me encabrona

Por raro que le pueda parecer a cualquier persona que haya crecido durante el foxismo, hubo una época en la que los políticos se daban a respetar. No quiero decir con esto que fueran personas más decentes o que hicieran mejor su trabajo que ahora. No. Lo que quiero decir es que hubo un tiempo en el que se asumía que quien llegaba al poder reunía una serie de aptitudes de las que la mayor parte del apestoso vulgo adolescía.
Por lo tanto: si los políticos eran más imbéciles que uno, hacían lo posible por esconderlo. Pero todo eso cambió con la llegada del nuevo siglo. Una de las mayores contribuciones de personajes como Vicente Fox y George Bush en lo que al entendimiento masivo de la política refiere, consistió en destruir brutalmente la idea de que los gobernantes son personas capaces e inteligentes. Por el contrario, sus constantes equívocos y burradas dejaron bien claro que la política es un circo. En el 2006 nos tocó presenciar en México una campaña presidencial en la que ningún contrincante pronunció un solo argumento; una campaña en la que el nivel intelectual del debate político resultaba tan bajo que terminaba aniquilándose a sí mismo: al no haber propuestas, no había lugar para rebatir ni para contrargumentar. La elección del candidato se hizo a partir de la simpatía generada de las campañas publicitarias, no de una afinidad ideológica o una visión compartida.
Los frutos podridos de esta política cada vez más desideologizada siguen brotando inmundemente de las ramas de sus árboles. La sabandija más reciente a la que nos vemos en la obligación no sólo de mantener con nuestros impuestos, sino de ver a cada rato en la televisión y los periódicos, se hace llamar Rafael Acosta, alias Juanito. El tipo, que carece de preparación, de inteligencia, de cualquier elemento objetivo que nos haga pensar que sería capáz de gobernar Iztapalapa, representa un grado inaudito de la mariomorenización de la política. Lo triste es que, a diferencia de una película de Cantinflas, donde las buenas intenciones bastan para sacar adelante a los subditos, el reinado de Juanito I de Iztapalapa amaga con llevar a un ahondamiento de la ya de por sí notable marginación de la delegación. Todo esto, por supuesto, mientras el tipo que hace un par de meses compraba su ropa en los tianguis, usa la partida especial para comprar trajes italianos y zapatos de 8 mil pesos. Todo esto mientras lo vemos jurarle a los periodistas (en una tercera persona que resulta bastante ezquizofrénica) que su triunfo fue por mérito propio.
Juanito ya ha demostrado ser mentiroso, ser traicionero, ser abusivo. Ya ha mencionado que está dispuesto a cambiarse de partido (ahí vemos una falta de escrúpulos y de convicciones). Su historia pone sobre la mesa algo innegable: que la izquierda está llena de personas que se pronuncian en contra de la injusticia no por cuestión de principios, sino porque la injusticia no los ha beneficiado todavía. En el momento que una coyuntura política les arroja algo de dinero, se transforman y se venden al mejor postor (bien sabe la derecha que la mejor forma de ganarse un aliado es pagándole un salario). Con esto demuestran ser endebles, hipócritas, sobornables. Demuestran que el problema de la decadencia de la izquierda en México está vinculado a un factor humano, no sólo a la falta de un sistema politico justo. Con esto quiero decir que: la mayoría de los hombres que vienen del “pueblo" son, en el fondo, tan viles como los que los gobiernan.
La izquierda se ha venido despolitizando tanto en los últimos 20 años que, hoy en día, ser de izquierda ya no representa una postura política acorde con ciertos valores. Más bien, el vínculo común entre las bases izquierdistas es la "jodidez" (“vota por mí porque tú eres pobre, no porque pretendamos ser moralmente superiores que los otros“). Pero si la pobreza es lo único que nos convierte en izquierdistas, entonces es evidente que en el momento en que Juanito obtenga su primer cheque de aguinaldo y pruebe las mieles de comprar en Masaryk (cosa que ya saborea cual oso en un panal), se volverá de derecha, si no en su forma de hacer política, al menos en su vida privada.

Por todo esto y más, Juanito me encabrona.



--

Inserción pagada por Amigos de Clara Brugada, S.C.

11 comments:

N. said...

Excelente post, un análisis que no se encontraría en una revista de "crítica" pero que deja mucho más al lector que cualquier vómito intelectualoide que ahí pueda leer.

Y la propuesta de tu blog, excelente también.

Felicidades.

Sir David von Templo said...

Buen post mi hermano Decomposer, llevabas un buen rato sin opinar. Expones el punto directo y sin pelos en la lengua, mejor que esos estupidos de los noticieros.

De este post podemos concluir: Que hay escoria en todos lados, tanto de los ricos como de los pobres.

ix said...

Qué bien explicado está...

Anonymous said...

¿Y si por alguna cagada del destino tu amanecieras millonario mi rey? ¿Seguirías publicando tu blogcito quejica? Cuando uno está jodido es de poca madre quejarse y hay leña de donde quemar, pero en verdad no puedo dejar de preguntarme que tan frecuentemente postearías con algunos millones de $$$$ en el banco. y si yo despertara millonario...¿seguiría leyendo tu blog quejica?

Por cierto, esta es la entrada menos mierdera en MUUUUUUUUUCHO tiempo. No sé si felicitarte o qué hacer en esta feliz ocasión.

El de-compuesto said...

El contrato con los brugadistas estipula que debo responder a los comentarios que esta entrada genere, por lo menos los primeros 50, así que los que se quejan de que soy malo para contestar están hoy de suerte:


N. - Gracias por tus comentarios, aunque creo que hay revistas críticas que valen la pena en México, así como las ocasionales columnas de opinión que publican algunos escritores en El Universal.

David Von Templo - Exacto David: lo que impide el cambio y la justicia, más allá del capitalismo o los sistemas políticos, es el mismo factor humano con todas sus contradicciones.


Ix: Me encantaría explicártelo en persona, pero pareces siempre muy ocupada. Ojalá coincidamos pronto.

Anonymous: Yo no culpo a los que aprovechan una coyuntura para enriquecerse, no. Yo culpo a los que lo hacen a expensas de otros, de mala manera. Si amaneciera millonario el día de mañana, lo primero que haría sería comprarme un boleto de avión a algún sitio lejano y en ese caso lo más seguro es que los posts en este blog fueran quejas sobre ferrovías siberianas. Me gustaría pensar que una eventual prosperidad económica no me convertiría en un monstruo derechista, aunque estoy casi seguro que un empobrecimiento sí alimentaría mi lado radical.
Recuerda: el rico tiene la opción de no ser rico, el pobre no tiene remedio.

N. said...

De-compuesto:

Disculpa la intesidad de las palabras. =S Me pasé. Si tienes tiempo de checar mi blog se entenderá mejor el uso. =)

Reitero mis felicitaciones.

Saludos.

Lapancito said...

ay por eso la polaca mexicana es taaan de gueva, cualquier indio-naco pata rajada hace sus desmanes, se siente con el poder del ¿"fuero"? que le dan el monton de guarros asalariados pseudo clasemedieros de iztapalapa... Dior mio te imploro que este sexenio gane Peña Nieto, se reinstaure el poder del PRI y por fin... pero en serio POR FIN la prole se aterrice y que la gente bien vuelva al poder, porque esta ciudad esta en el agujero del diablo desde que el perdere y el bolillo tomaron el poder... moraleja, aunque te queme los guevos de pseudo izquierda, mejor el PRI, con su corrupcion, sus exsesos y con sus destrampes fidusuarios como gobernante que los nacos de ciencias politicas, pendejos, desubicados, ñeros, proletaros, sin pedigre, cuasianalfabetos que no saben cual es su izquierda y cual su derecha ufff gatooooos!!!!!!

Lapancito said...

... y se me olvidaba... que por fin tengamos una primera dama guapa, cute, con un pelin de clase y porte porque desde Carmelita Romero Rubio de Díaz, sorry pero no hemos tenido una primera dama con clase... y aunque la que viene de entrada es o era actricilla, mil veces eso que otra naca sin sentido de la vanidad como la piltrafa desgreñada esa que ahora ocupa el cargo... digo para muestra un botón la primera dama de Francia, Carla Bruni... y aunque seria mucho pedir una fashionista ex modelo para este país región cuatro... pues como dice el vox populi... se vale soñar! by the way despomponido... sigo esperando una entrada sobre tu "constructiva crítica" sobre Gossip Girl, en serio es reto, de mi pa'ti manto(es que te tengo que hablar en tu semidialecto coloquial para que captes), te lo apuesto que no te soplas un par de capitulos para darle un dramático giro paranoico a tu pequeño ego pseudo intelectualoide condechi... bye bitch till the next comment

El de-compuesto said...

N. - No problemou, acá no le tememos a la intensidad. Échare una vuelta por tu rincón cuando acabe de limpiar las letrinas, me toca los martes. Veo que también hablas en 3a persona, espero que no sea por influencia del Johnny (broma).

La pancita: Si crees que el PRI es un partido de gente nais, estás en el buraco. Es un partido que nació de una serie de conciliaciones políticas que hicieron ricos y pobres, y que incluyó la llegada al poder de toda clase de “plebeyos“.

Sobre Gossip Girl no sé mucho. De cualquier modo, espero que no estés buscando una forma fácil de que haga tu tarea. Por cierto, yo pensaba que eras hombre pero en una de esas eres mujer y en una de esas hasta de conozco, ¿no es así?

Tankostro said...

A todo esto, no se si antes vivían mejor que ahora, aunque me toco la epoca de salinas y zedillo no los senti del todo porque era un chamaco cagon todavia, pero si antes ese supuesto respeto era debido a que usaban la represion y coartaban a los medios de comunicacion independientes para que no andubieran divulgando sus cochinadas politicas... ¿Que habia que respetar?

Entonces supongo que ahora las cosas están peor o igual, pues ya descaradamente usan a los medios masivos para tirarse mierda los unos a otros e "informar" a la gente de lo conveniente.

Demonios ya no se que pensar, todo lo que toca el dinero se jode.

He got pwned. said...

Jaja, ese te lo pirateaste de La Jornada, de la seccion de astillero, algo asi, honor a quien honor merece no?.